Cómo encontrar un nuevo brasier luego de la operación de mamoplastía

Bioestimulación con plasma rico en plaquetas
12 mayo, 2020
Hilos de dermosustentación: Guía para el paciente antes, durante y después de la cirugía
8 junio, 2020

Cómo encontrar un nuevo brasier luego de la operación de mamoplastía

Comprar un brasier en cualquier circunstancia puede ser una experiencia frustrante y difícil. Esto es en particular cierto luego de una operación de mamoplastía. Los pacientes deben asegurarse de que haya pasado la hinchazón y de que los senos hayan alcanzado su forma final. Además, deben determinar qué tamaño y estilo de brasier es más adecuado para la nueva forma del seno.

El brasier correcto, qué y cuándo utilizar Inmediatamente después de la cirugía, los pacientes deben utilizar un brasier quirúrgico, que será recomendado por el cirujano. Este brasier minimiza la hinchazón, mejora la circulación, ayuda al implante durante la recuperación y permite que el tejido mamario se asiente en su nueva posición.
4. Luego de dos a tres semanas, los pacientes ya pueden utilizar brasieres deportivos. Se permitirán los brasieres con aros y los brasieres regulares similares luego de que los implantes hayan terminado de establecerse en esa posición. Esto puede ser de cuatro semanas a seis meses, pero a menudo toma de dos a tres meses. Antes de este periodo, los brasieres con aros pueden irritar las incisiones quirúrgicas y causar inflamación y dolor, así como cicatrices notorias. Debido a que muchos pacientes experimentan cierta pérdida de sensación, tal vez ni siquiera noten esta irritación hasta que es demasiado tarde. Asimismo, es probable que los brasieres con aros no proporcionen el apoyo que necesitan los senos en proceso de curación, en especial cuando se han retomado la rutina diaria normal.

Por lo general, los brasieres con cierre frontal son más fáciles de colocar y de quitar que los de cierre trasero, por lo que muchos pacientes los prefieren en este punto, pero de ninguna manera son un requisito. Algunos pacientes de la operación de mamoplastía pueden continuar experimentando cierta hinchazón, por lo que el tamaño del brasier pude ser más grande que la talla final. Muchos pacientes deciden comprar algunos brasieres en esta etapa.

Luego, compran más algunas semanas después cuando están seguros que toda la hinchazón ha desaparecido. Si un paciente utiliza un brasier regular muy pronto o antes de que los senos se hayan establecido por completo, notará que los brasieres no les quedarán bien luego de un tiempo. Debido a que la mitad inferior del seno que encaja en el brasier crecerá y se volverá más pleno durante el establecimiento, los brasieres a la medida y comprados con demasiada anticipación se sentirán muy pequeños o ajustados. En raros casos, el cirujano puede recomendar no utilizar brasier en absoluto por algunas semanas luego de la cirugía, pero para la vasta mayoría de pacientes, algún tipo de brasier se debe utilizar en todo momento luego de la cirugía, incluso después de que los senos han terminado de curar por completo. Esto evita que los senos se caigan tanto a corto como a largo plazo al garantizar que el tejido tenga un soporte durante la curación, lo que lo vuelve más fuerte de lo que sería sin soporte.

Asimismo, las mujeres también deben evitar los brasieres push up hasta este punto. Aunque puede ser tentador usarlos para mostrar la nueva forma, estas prendas desplazan el tejido mamario, lo que puede tirar de las incisiones y mover los implantes mamarios.

Determina la nueva talla Tener un levantamiento de mamas puede ser muy útil para determinar tu nueva talla. Un profesional de una tienda de lencería puede ayudarte a encontrar un brasier que proporcione un buen soporte, una apariencia atractiva y comodidad adecuada. Sin embargo, existe una técnica que puede utilizarse para darte un estimado antes de que vayas a las tiendas. Primero, utiliza una cinta métrica para medir la caja torácica inmediatamente debajo de los senos. Asegúrate de que la cinta permanezca plana, pareja y paralela al piso. Si la medida resultante es un número par, añade 15 cm. Si es un número impar, agrega 12 cm. Esta es la talla del contorno, que debe ser casi la misma a la que era antes del procedimiento.

Luego, mide el torso alrededor de la parte más plena de los senos. Al igual que antes, asegúrate de que la cinta esté plana, pareja y paralela al piso. Resta la talla del contorno a la medida resultante. Tres centímetros de diferencia indica una copa A, cinco centímetros de diferencia indica una copa B, siete centímetros de diferencia indica una copa C, y así sucesivamente. Las tiras del brasier no deben hundirse, pero deben estar lo suficiente tensas para permanecer en su lugar. Las mujeres altas pueden notar que los extensores de tiras pueden ayudarle a conseguir tiras apropiadas para su cuerpo sin que se hundan en los hombros. Las mujeres con senos grandes tal vez quieran tiras más anchas para distribuir el peso de los senos y así evitar que las tiras se hundan.

Si estás considerando la operación de mamoplastía o quieres saber el precio de la mamoplastía, no esperes más. Programa tu cita con nuestros cirujanos experimentados través del formulario de contacto.

Kalieska Arroyo
Kalieska Arroyo
La Clínica Plástica surge en el año 1998, de la mano de su fundadora la Dra. Kalieska Arroyo que llevó a cabo con éxito recientemente la iniciativa de establecer la primera Clínica de Medicina y Cirugía Cosmética, dirigida por una mujer, pionera en Perú. Fue concebida como un centro dedicado al desarrollo de la Medicina y la Cirugía Cosmética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?